Consolidando el liderazgo empresarial

Una empresa ha tomado una decisión trascendental: cambiar su modelo de negocio. Sin embargo, para tener éxito es necesario que el cambio sea también percibido por la sociedad.

Soluciones

En ocasiones parece que con tomar decisiones en la dirección de una empresa es suficiente para que las cosas sucedan en la compañía. Es un paso necesario, pero no suficiente. Para que las cosas sucedan también es necesario que se perciba que suceden. Y que dentro y fuera de la organización te ayuden a que sucedan. Y no siempre es así. En este caso, asesoramos a una gran compañía para alinear la decisión de su negocio, con su capacidad de incidencia pública en la nueva etapa. El entorno con el que se relacionaba, ya no es el mismo. Nuevas asociaciones sectoriales, nuevos interlocutores. Y, mientras tanto, en el centro del debate público, y con los problemas de siempre. Para abordar un cambio de estas características es necesaria mucha sensibilidad sobre el entorno. Entender las tendencias de fondo. Una gran capacidad de alinear la visión de negocio, con la visión de la sociedad. Interaccionar con referentes de distintos ámbitos. Posicionarse como un nuevo actor de referencia. Tomar decisiones relevantes para cambiar dinámicas del pasado. Y aprovechar este proceso de cambio para sumar mucha legitimidad y reputación.

Resultados

La compañía es visualizada como ejemplo de transformación por los principales referentes institucionales y sociales. El cambio ha sido percibido como una evolución natural, alineada con las necesidades del entorno y contribuyendo a la transformación de nuestra economía. 

Líder social

Buenas prácticas

Uno de los principales sectores económicos es consciente de que aunque aporta mucho valor a la sociedad, está en medio de muchas polémicas y si no cambia el "chip" se acabará destruyendo tejido económico.

Nuestro cliente detectó que una nueva normativa podía tener implicaciones para su negocio, pero eso solo les importaba a ellos.